La Diosa Némesis 'Reddere quae merita sunt'


Diosa griega de origen poco claro, a quien el mito hacia hija a veces de Zeus o por el contrario se la identificaba con la ninfa Adrastea quien fue sino la que, protegió y alimento con la leche de la cabra Amaltea al mismo Zeus, cuando este era todavía un niño pequeño e indefenso. En otras ocasiones se la hace hija también del titán Océano o de Nix diosa de la noche.
Su simbolismo es más claro, la diosa Némesis era una personificación de la venganza que parecía castigar los “actos de mal” y todos aquellos crímenes e injusticias cometidas que aún no habían sido purgados, así fue concebida como la gran fiscalizadora de la conducta de las personas en sus tiempos de prosperidad, represora del delito, alejando la suerte lejos de los indignos, persiguiendo con todos los males a sus hacedores, manteniendo a la sociedad en equilibrio, fue un terror entre los malhechores.
Pero no solo esto también poseía el atributo de ser la encargada de la distribución de los premios, que a cada uno le pertenecen por las buenas obras realizadas, al mismo tiempo por sus esfuerzos por preservar paz, fue reconocida como una manifestación del amor profundo, por lo que se coloco a la diosa Némesis junto a las Gracias.
Para ejecutar sus órdenes tenía de asistentes, Dike, Themis, y las
Erinias  (respectivamente la justicia, el castigo y la venganza)
Al ser la diosa del castigo y como su principal figura, se la colocaba junto al banco de los jueces. Representaba un poder misterioso que velaba por el decoro de la vida.
Según una fabula ofendida Némesis, pues, cuanto más castigaba a los hombres por los excesos cometidos, más aumentaba el numero de los desordenes, se retira junto a la Justicia al lugar más apartado del paraíso para esperar que se inicie un nuevo mundo y así poder ejercitar mejor su oficio.
Representada como una figura hermosa y pensativa, de aspecto de reina, con una diadema o corona en la cabeza, alas o conduciendo un carro tirado por grifos. Entre sus varios atributos figura una rueda, para indicar la velocidad de sus castigos, una balanza, un freno, un yugo, un timón, un látigo, una espada y una rama de manzana. Se hacían festivales especiales llamados -Nemesia- acompañados de sacrificios públicos para asegurar la buena voluntad de la diosa, estos se llevaban a cabo anualmente en Atenas y en Esmirna.
En Roma fue la patrona de los Gladiadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Redes Sociales