Tique la diosa griega de la fortuna.




Tequi la diosa de la Fortuna- simbolo significado

¡Oh Fortuna, como la luna, de condición variable, siempre creces o decreces! La detestable vida primero embota y después estimula


Tique personificó esa peculiar combinación de circunstancias que llamamos suerte o fortuna, y fue considerada como la fuente de todos los eventos inesperados en la vida humana, ya sean buenos o malos. Si una persona lograba todo lo que emprendía sin poseer un mérito especial propio, se suponía que Tique le había sonreído al nacer. Si, por otra parte, la mala suerte no merecida la seguía a lo largo de su vida y todos sus esfuerzos resultaban en un fracaso, se atribuía a su influencia adversa.

Esta diosa de la fortuna está representada de diversas maneras. A veces se la representa llevando en su mano dos timones, con uno de los cuales dirige la suerte de los afortunados, y con el otro, el de los infortunados mortales. En tiempos posteriores ella aparece con los ojos vendados, y se para en una bola o rueda, indicativa de la inestabilidad y siempre girando. Represntando los cambios de fortuna. Con frecuencia llevaba el cetro y la cornucopia o cuerno de la abundancia, y generalmente tenia alas. En su templo de Tebas, está representada sosteniendo al niño Pluto en sus brazos, para simbolizar su poder sobre las riquezas y la prosperidad. Tique fue adorada en varias partes de Grecia, pero más particularmente por los atenienses, quienes creían en su especial predilección por su ciudad.

Así tenemos que la diosa Tique, era la representación -en el nivel más básico- de la buena o mala suerte, distribuyendo los bienes y los males a su capricho. Tique a pesar de no poseer un mito extenso como los demás dioses, personificaba más bien un concepto: La imprevisibilidad y el azar en las circunstancias de la vida, la suerte, el éxito y el fracaso de los hombres. Su origen se remonta a la época de los titanes, según algunas versiones hija del dios Zeus y hermana de las Moiras o Parcas: Cloto, Laquesis y Átropos o en otra interpretación; la encarnación de las tres en una sola. Homero dice: es hija del Océano y de ella vienen todos los bienes y todos los males.

El erudito y escritor Robert Graves en su obra Los Mitos Griegos nos dice lo siguiente;

Tique es una hija de Zeus a la que este dio el poder de decidir la fortuna de tal o cual mortal. Si sobre alguno de ellos derrama montones de dones desde su cuerno de la abundancia, mientras que a otros los priva de todo lo que posee. Tique es absolutamente irresponsable en sus concesiones corretea por ahí haciendo malabares con una pelota que simboliza la incertidumbre del azar: a veces arriba a veces abajo. Pero si alguna vez sucede que un hombre a quien ella a favorecido se jacta de sus abundantes riquezas sin ofrendar una parte de ella a los dioses o mitigar la pobreza de sus congéneres, entonces hace acto de presencia la diosa Nemesis para humillarle

Características de la diosa Tique: 


-Una venda que cubre sus ojos; simboliza la imparcialidad -a todos por igual-

-Alas; simbolizan la velocidad.

-Dos timones; simboliza la facultad de la diosa de guiar la vida de los mortales ya sea hacia la fortuna o el infortunio.

-Un cuerno de la abundancia o cornucopia; simboliza la prosperidad y la riqueza.

-Una rueda o esfera sobre la que está apoyada o balanceándose; simboliza al azar que va cambiando, y a la inconstancia.

-Un cetro; que simboliza la autoridad.

-Con el dios Pluto -quien es el dios de las riquezas- entre sus brazos, semidesnuda y sentada sobre una serpiente para indicar que sus caprichos no están sujetos a los cálculos de la prudencia humana.

Diosa Fortuna.


Tique fue adorada en Roma bajo el nombre de Fortuna, y ocupó un puesto de mucha mayor importancia entre los romanos que los griegos. En tiempos posteriores, Fortuna nunca es representada, ya sea alada o parada sobre una bola; ella simplemente lleva la cornucopia. Es evidente, por lo tanto, que había llegado a ser considerada como la diosa de la buena suerte, que trae bendiciones al hombre, y no como la personificación de las fluctuaciones de la fortuna. Además de Fortuna, los romanos adoraban a Felicitas como dadora de buena fortuna positiva.

Diosa Ananke ( Necessitas ).


Como Ananke, Tique asume otro carácter, y se convierte en la encarnación de esas leyes inmutables de la naturaleza, por las cuales ciertas causas producen ciertos resultados inevitables. En una estatua de esta divinidad en Atenas, estaba representada con manos de bronce y rodeada de clavos y martillos. Las manos de bronce probablemente indicaron el poder irresistible de lo inevitable, y el martillo y las cadenas que ella forjó para el hombre. Ananke fue adorada en Roma bajo el nombre de Necessitas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Redes Sociales