Leyendas guaranies. Los hijos de Tau y Kerana.

De la unión del espíritu del mal Tau y la doncella guaraní Kerana, nacieron siete monstruos legendarios  estos son:
 
Teju jagua leyendas guaranies

 

Teju Jagua  -Perro lagarto-

Es el primero de los siete hijos de los dioses Tau y Kerana. De un tamaño gigantesco con un cuerpo similar al de un lagarto y siete cabezas de perro -en algunas versiones eran de jaguar- cada una de ellas con los colores del arcoíris. Su tamaño y fuerza era colosal pero debido a una maldición lanzada por Arasy (diosa del cielo) no podía moverse con libertad, lo que lo hacia inofensivo, a pesar de su terrible aspecto.
Era el dios que
habitaba las cavernas cuidando los tesoros y a su vez protegía a las frutas silvestres pues estas eran su alimento. Alimento que le era proveído por su hermano Yasy Yatere.


Mbói Tú'i leyendas guaranies

Mbói Tú'i

Con la apariencia de una serpiente descomunal la mayor diferencia con estas, es que poseía la cabeza de un loro, protector de las ranas, y reptiles en general, fue el segundo de los hermanos. Espíritu de las flores, el roció y la humedad.

Moñai leyendas guaranies

Moñai

Otro de los seres engendrados por Kerana fue el tercer hijo de la pareja, de apariencia espantosa -similar a la de un hombre- fue el benefactor de ladrones y los pícaros. Vagaba por los campos, seguido de aves. Fue protector de los pájaros, señor del aire y los campos 

Jasy Jatere leyendas guaranies

Jasy Jatere -Pedazo de la luna-

A diferencia de sus hermanos la apariencia de Jasy Jatere no es la de un monstruo sino la de un adolescente de cabellos rubios, fue el cuarto hijo de la pareja. Era el señor del mediodía -de la siesta- tenía la capacidad de volverse invisible y con una vara mágica extraviar a las personas, especialmente a los niños, que se aventuraban a vagar solos al mediodía a quienes llevaba junto a su hermano Ao-Ao para que se los comiera. Señor de la yerba mate y la miel de abeja.


 
kurupi leyendas guaranies



Kurupi

Quinto hermano, protector de la selva y señor de los animales, poseía un impresionante miembro viril, siendo un genio de la fecundidad. Pero era maligno,  su costumbre fue raptar doncellas y hacerlas suyas, para luego devorarlas, su sola visión podía volver locas a las mujeres.  



Ao-Ao leyendas guaranies

 Ao-Ao

El Ao-Ao el sexto hermano, similar a una oveja pero a diferencia de estas Ao-Ao era antropófago  -se alimentaba de seres humanos- fue uno de los espíritus de la fecundidad para los guaraníes, ya que contaba con una gran descendencia. Vivía en manada con su numerosa prole, cualquiera que se aventuraba a los montes y cerros ponía en peligro su vida al encontrase con los ao-ao, según la leyenda la única manera de salvar la vida era trepando a los arboles de Pindo (palmera) ya que esta era bendita por Tupa (nombre de Dios en el idioma guaraní). Fue el protector de los cerros y montañas.

   

Lobizon Luison leyendas guaranies


Luisón

Luisón o Lobisón fue el séptimo de los hermanos -el hombre lobo- de las leyendas guaraníes, habitaba los cementerios y se alimentaba del cuerpo de los muertos, como todo un carroñero. Despedía un terrible olor a carne en descomposición, sus ojos eran similares a carbones encendidos, con los que podía paralizar a quien lo viera, su toque era frio y tenía la cualidad de convertir a alguien con su solo roce si es que lo dejaba vivo. Los guaraníes creían que el séptimo hijo varón de una pareja se convertiría, en Luisón.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Redes Sociales